MagazineNo. 2

¿Quién es Quentin Tarantino?

“Cuando alguien me pregunta a cuál escuela de cine he ido, yo respondo: -No fui a ninguna escuela de cine, solo fui al cine”.

Tenía 14 años cuando tuve mi primer acercamiento con una cinta de Quentin Tarantino. Mi madre trabajaba en la dulcería de un multicinema en el sur de la ciudad y, ante su fanatismo por John Travolta, tuvo el atrevimiento de suscribirse a un videoclub para rentar “Pulp Fiction”. 

Uno de los mejores trabajos del director, actor y guionista de Knoxville, Tennessee, trasgredió una vieja sala familiar y la convirtió en un viaje sin escalas a un universo de violencia, agresiones, drogas y una increíble banda sonora.

Quentin logró fusionar dos de mis aficiones favoritas en un solo plumazo. Música y cine ya tenían una relación íntima, pero en mi reciente pubertad descubrirlo fue un golpe emocionalmente poderoso. Mi afición por sus cintas solo fue superada por mi afición por la música, sin embargo provocó que fuera más sensible a las referencias. Por ello, ante el inminente estreno en México de su próxima cinta, decidimos dar un breve viaje por su carrera y el cómo llegó a impresionar al mundo con una cinta de cine negro.

Ezequiel 25:17

El hoy ganador de dos premios Oscar, nació un 27 de marzo de 1963. Hijo de un actor y músico aficionado, fue criado por su madre, Connie McHugh, enfermera de profesión. A los cuatro años de edad, su familia tomó sus maletas hacia Los Angeles, California, donde cursó la secundaria y comenzó sus estudios de actuación en la James Best Theater Company en Toluca Lake.

Crecer en Los Angeles en la época del éxito rotundo del audiovisual cimentó una parte de la visión fílmica del creador de Pulp Fiction. Durante la década de los ochentas nació el videoclip como manifestación artística, lo que provocó una masificación del mismo y dio paso a una nueva forma de disfrutar la música. De forma alterna, las producciones videohome explosionaron y originaron la primera gran batalla de formatos de reproducción caseros: Beta vs VHS.

Mientras tanto, el cine y la televisión de la época se llenaron de historias fantásticas, acción y violencia. Viajes en el tiempo, peleas de karate, tortura, monstruos, amenazas espaciales y romances llenaron la pantalla. La industria del entretenimiento tuvo una época dorada que cimentó las grandes franquicias que, al día de hoy, vemos regresar a las pantallas.

via GIPHY

En ese contexto creció el joven Quentin Tarantino, asistente asiduo a diferentes cines de barrio que presentaban cintas sangrientas, algunas con permanencia voluntaria y funciones dos por uno. El audiovisual logró envolverlo con referentes tan comunes (y tan profundos) que al día de hoy todavía son parte de su obra.

Como parte de su obsesión de adentrarse en el negocio del cine, estudió drama durante seis años. Ante la falta de oportunidades encontró un empleo en un videoclub en Manhattan, California: Video Archives. Mientras continuaba preparando una oportunidad para cumplir su sueño, pasaba las horas viendo, discutiendo y recomendado películas a los socios.

Ya lo sabes, lo tocas y mueres

Después de conocer al productor Lawrence Bender logró terminar un guion y obtuvo la oportunidad de dirigir el filme My Best Friend’s Birthday en 1987. La cinta fue destruida durante un incendio en el laboratorio de edición y hoy en día podemos disfrutar una versión de 36 minutos.

El argumento de la cinta dio paso al guion de True Romance, una cinta de culto que todavía es considerada como una de las joyas más complejas de el director escribiera en su primera etapa. La venta del manuscrito le llevó sus primeros $50,000 USD para continuar la producción de su primer largometraje. La versión fílmica contó con la dirección de Tony Scott y la actuación de Patricia Arquette, Christopher Walken, Gary Oldman, Val Kilmer y Samuel L. Jackson.

Gracias al éxito que tuvo la cinta conoció a Robert Rodríguez, un joven realizador de San Antonio con quién compartía muchas visiones en común. El mismo Robert acercó a su nuevo amigo a Miramax, distribuidora que le encargaría el guion de From dusk till dawn, cinta que pondría a la pareja de amigos en la mira de nuevos proyectos y que le permitiría actuar a Tarantino en compañía de George Clooney. (Y con la actuación de Salma Hayek). <3

En la carrera por juntar recursos para filmar su primer largometraje, vendió un guion más: Natural Born Killers, cinta que termino dirigida por Oliver Stone. Durante la adaptación del filme, el guion tuvo múltiples adaptaciones y cambios. Lo anterior le molestó tanto que solicitó que su nombre no fuera parte del corte final. En la cinta aparece únicamente como “una historia de Quentin Tarantino”. 

En 1992, Rodríguez y Tarantino presentan dos obras indispensables en su filmografía: El Mariachi y Reservoir Dogs. Mientras el originario de Texas ganaba respeto de las productoras por hacer millones con cintas de acción que revivían el cine clase B, Tarantino comenzó a cosechar reconocimiento, pero sobre todo la confianza para arrancar un proyecto que exploraría nuevas narrativas en el cine de Hollywood.

¿No es más emocionante cuando no tienes permiso?

Durante 1992 y 1993 Quentin Taratino trabajaba sin parar. Dividido en varios proyectos lograba darse tiempo para desarrollar un guion que buscaba romper ciertos estándares del cine masivo de la década de los ochentas. Junto con Roger Avary rescataron algunas ideas de True Romance y dieron vida a uno de los guiones más emblemáticos de la última década del siglo XX: Pulp Fiction.

La cinta destaca por tener una historia no lineal, con una historia que retrataba el crimen organizado de Los Angeles y las duras relaciones que motivan a los personajes. Con unos diálogos memorables, una mezcla de violencia, ironía y humor negro, la cinta funcionaba como un parteaguas con el cine de acción clase B en el que se comenzaba a encasillar al realizador.

Pulp Fiction, forma parte de los trabajos más personales de Tarantino. Retoma la afición de la literatura pulp y las novelas gráficas del cómic negro, (del mismo que Sin City retomaría referencias años después). El guion tomó vida con las actuaciones de John Travolta, Uma Thurman, Samuel L. Jackson, Bruce Willis y Tim Roth, entre mucho otros que dieron vida a una cinta que salía de todo estándar para los involucrados.

Los premios no tardaron en llegar, durante su estreno en el Festival de Cine de Cannes consiguió la Palma de Oro. Después obtuvo el Globo de Oro a mejor guion original y recibió siete nominaciones a los premios Oscar. Aunque solo logró obtener el premio a mejor guion original, por fin fue considerado uno de las nuevas promesas de Hollywood. Para 2013 la cinta fue considerada “cultural, histórica y estéticamente significativa” por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Hoy es preservada por el National Film Registry. 

La historia alcanzó nivel de culto durante los siguientes años, lo que la pone como un referente del cine posmoderno y de la nueva cara que trataba de dar Hollywood para desmarcarse del cine fantástico hacia uno más realista y oscuro. La influencia que tiene la cinta alcanzó diversas manifestaciones de la industria creativa: desde referencias posteriores en cintas y series de televisión, hasta algunos pequeños guiños en cómics y videojuegos.

Pulp Fiction demostró que el cine independiente norteamericano podía contar excelentes historias y también ser un éxito en taquilla. Los estudios Miramax lograron recaudar más de 200 millones de dólares en taquilla, mientras que la producción no rebasó los ocho millones de dólares.

La araña atrapó un par de moscas

La cinta de Quentin Tarantino impactó en una generación de jóvenes mexicanos, en diferentes aspectos y con múltiples referencias creativas. No cabe duda que fue referente de uno de los años más agitados para la colectividad mexicana: crisis económica, asesinatos, guerrilla y un tratado de libre comercio que golpeaba con violencia la industria nacional.

El trabajo del creador de Tennesse catapultó su carrera para entregar una serie de películas que fortalecen el legado que tiene como director de culto en Hollywood. Cada una absorta en un hilo conductor donde la violencia gráfica, crudeza e ironía protagonizan cada cuadro.

Una mirada a la realidad de una de las emociones más viscerales y humanas, la misma que motivada por la venganza nos hace sentir vivos. Justo ese es Quentin Tarantino, un realizador que en 1994 revolucionó el cine independiente americano con un discurso sencillo, realista y posmoderno. La araña atrapó la gloria.

Comentarios
Etiquetas
Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X