Exael Salcedo: Las bandas nos tenemos que acercar a los espacios públicos

Saliendo de la zona de confort

Como músico, Exael, disfruta de diversas faceta. Una de las más interesantes y que le representa mayores retos es integrarse como músico de soporte. Una actividad que representa un reto, al tener que adaptarse a normas y modelos de trabajo ya impuestos.

“Desde el 2016 comencé a integrarme apoyando a mis amigos y bandas extranjeras. Una de las primeras veces, Memo Galindo me solicitó apoyo para una presentación en el Lunario y tuve que aprenderme 10 canciones en 10 días. Fue un proceso muy cabrón”. El trabajo implicó asumir reglas que no necesariamente pueden cuadrar con los tiempos de un profesional de la música. La experiencia de trabajar como músico de sesión, también suma a nivel formativo. Es un paso progresivo en el proceso de adaptación y formación profesional.

El trabajar como músico soporte implica que salir de tu zona de confort,  tienes que adaptarte a las necesidades de otras personas, a su tiempo; un reto que es parte de la formación en la carrera como músico” – Exael Salcedo

Las oportunidades de formar parte de proyectos externos le ayudaron a formar un carácter mucho más conciliador, a explorar otras facetas sonoras y sociales. La primera oportunidad de trabajar como músico de sesión le llego con una agrupación argentina de stunner, donde tuvo algunas dificultades en acoplarse. A pesar de todo, el resultado fue satisfactorio y, al final, le dejo muchas experiencias positivas.

Hace unos meses formó parte de la banda de soporte del español Carlos Ann, del cual recibió mucho apoyo para mejorar y profesionalizar los proyectos en los que participa. Toda experiencia adiciona y como músico de soporte aprendió a vivir sin el reflector y la comodidad que otorga una agrupación y seguidores conocidos. Un salto fuera de las comodidades.

0%