Indispensables

10 años del LP debut de Crystal Castles

El disco recopila sus primeros sencillos, demos y canciones de estudio.

El dúo que se formó en Toronto durante el 2003. Con una tendencia directa en la música electrónica experimental el productor Ethan Kath conoció a Alice Glass mientras grababa voces para un proyecto de punk. La combinación de las dos personalidades dio vida a uno de los proyectos más interesantes de los últimos 10 años.

El primer disco, con el nombre de ‘Crystal Castles’, recopila singles, demos, canciones de estudios y algunos experimentos sonoros que dan vida a uno de los trabajos más indispensables de la escena electrónica independiente el continente. El material les brindó un éxito rotundo, con giras en diferentes partes del globo y una audiencia creciente que les dio el reconocimiento como uno de los mejores discos del 2008.

La fortaleza del primer disco de Kath y Glass fue demostrar que aún se podía hacer algo diferente, sin demasiados recursos, combinando géneros, pero sobre todo experimentando. El resultado todavía se siente fresco y guarda una especial capacidad de maravillarnos.

Con un futuro brillante y la promesa que Cristal Castles pasarían a ser historia por su música, la agrupación también tuvo exposición por el oscuro secreto que guardaba Alice: un sinfín de abusos por parte de Ethan, que hicieron insostenible la relación y culminó con la salida de Glass en 2017. Una historia que cimbró el mundo de la música y que puso atención en el contexto con que posiblemente fueron grabados los temas del disco.

El entorno sombrío que vivía el dúo, adicionado a algunos eventos desafortunados fueron el contexto creativo que tuvo la agrupación para darnos una compilación maravillosa de temas que muchos consideran fundamental para entender la creciente escena independiente de la costa este de Canadá.

El no estar bien, que es lo que nos hace mal, miradas que transmiten tristeza, fantasías futuristas y un mundo de caos es lo que le deja la esencia de las letras que componen este material.

Una voz distorsionada que desgarraba, gritos con bastante ritmos etéreos, versos cortos, con mensajes directos, son lo que le daban más empoderamiento al material.

Resultado de imagen para crystal castles crystal castles

‘Alice Practice’ fue el tema emblema de este disco, el cual refleja lo qué era vivir en un entorno bastante doloroso. El single recobró sentido al saber la parte que envolvió a Alice Glass;  la tragedia a veces sirve como catalizador de las mejores obras.

Por otra parte ‘Crimewave’ demostraba que también podían crear temas mucho más cercanos al dance, incluso con potencial para sonar en la radio comercial, una muestra particular de que el material fue creado a partir de un pastiche de grabaciones sueltas, mezcladas con singular empeño para conformar un primer disco.

Quizá el momento más alto del material venga con “Vanished”, un tema más cercano al synthpop, una pausa más brillante dentro de las pausas de voz desgarradora y ritmo frenético que Alice Glass imprimía en temas como “Xxzxcuzx Me” o “Love And Caring”.

El álbum nos dio propuestas nuevas, con sonidos industriales, sintetizadores cargados de peso, que le darían esencia al disco y dotarían de una identidad única a Cristal Castles. Sin embargo, sí vemos un poco más de trasfondo, el disco entorna en cómo la humanidad logra ser tan miserable, que llega a caer en el hastío y la opresión que te empuja perder la esperanza.

Recordar el abuso que vivió Alice Glass a manos de Ethan Kath es importante, no hay que dejarlo desapercibido, pero también creo que no debemos dejar oscurecer el brillante material que crearon juntos. Un disco que tenía bastante años de trabajo.

Este material dio bastante vida a la escena musical del 2008 y en la actualidad todavía puede escucharse novedoso. ‘Crystal Castles’ nos dio una experiencia nueva y diferente que al día de hoy todavía mantiene viva en todos aquellos que lograron ver al dúo en vivo.

Comentarios
Etiquetas
Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X