Cine y SeriesTop

Tim Burton, Hollywood y el remake de Dumbo

El cineasta presenta una versión oscura del clásico de Disney.

Tim Burton nació y fue criado en Burbank, California, una ciudad urbanizada y muy cercana a Hollywood; desde pequeño Tim tuvo un gran contacto con la industria cinematográfica y ya mostraba aptitudes para formar parte de ella; lo que realmente le animaba era dibujar, su afán por los monstruos y el terror.

Tim parecía nunca tener miedo, cuando se trataba de horror no cerraba los ojos, él encontraba que los personajes de terror eran mal interpretados, pues sentía que estos monstruos tenían un alma mucho más sensible que los propios humanos; inspirado por obras de Vincent Price y Edgar Allan Poe, experimentó otros sentimientos que en la obscuridad le dieron iluminación para crear su animación.

La relación de Burton con Disney surgió mucho antes de lo que suponemos, tras ganar una beca en Cal Arts, pasó a formar parte del equipo de animación de El Zorro y el Sabueso, dibujar al dulce zorrito no le hacía feliz, sin embargo debido a su peculiar estilo, insistencia y la falta de rumbo por la que cruzaba el estudio, pudo continuar en la empresa como artista conceptual.

Consiguió dirigir Vincent y Hansel y Gretel, la primera con gran éxito en festivales, mientras que la segunda no tuvo gran repercusión, más adelante ya con una posición privilegiada y tan solo 25 años, Burton elaboró Frankeenwenie un cortometraje en live action que vería su estreno en 1984 con el relanzamiento de Pinocho, pero este no se estrenó en los Estados Unidos pues la consideraron “no autorizada”.

Fue un gran golpe para el director, quien después colaboró en el Aladino de la serie de cuentos de hadas, pero tras este proyecto el director creyó que su tiempo en la industria había terminado. Su estilo era demasiado estrambótico para Hollywood, la censura le había cerrado las puertas, pero si habría de triunfar no sería con Disney.

Tim Burton había tenido suficiente de Disney por lo que decidió probar suerte en Warner, donde sin planearlo se topó con La gran aventura de Pee-wee, Warner buscaba un director peculiar para el film y a Tim le gustaba el personaje, de tal forma que todo se acomodó para tomar la batuta de su primer largometraje.

El éxito de la película fue tal en taquilla, que a pesar de las críticas por el cambio de compañía, Burton se hizo de un nombre en Hollywood y le dio la llave a lo que sería la entrada de su universo en el imaginario colectivo, Bitelchús, un guion sin sentido con una comedia ligada a la oscuridad que escapa de los cánones.

Por fin el joven que soñaba con ser Vincent Price tenía la libertad para plasmar un mundo lleno de secuencias psicodélicas, efectos especiales y monstruos que no lo eran tanto. Tras el éxito de Bittlejuice, Batman hizo el resto, se convirtió en una estrella mundial a quien no faltaba alguien que le ofreciera un proyecto, El joven manos de tijera, El extraño mundo de Jack, Ed Wood, El gran pez, entre muchas otras.

Así el cineasta ha encabezado distintos equipos y ahora es el encargado de convertir el largometraje de dibujos animados de 1941, Dumbo, en un live action, que se estrena mañana en salas de cine de México, donde la animación digital transformara al pequeño elefante animado en uno casi real. Pero con el sello característico del trabajo fílmico del director, uno dónde la esperanza surge de los lugares más oscuros y extraordinarios.

Comentarios
Etiquetas
Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X