Festival RoxyFestivalesTop

Roxy Fest 2018, el futuro de los festivales temáticos

A México le hacen falta festivales como el Roxy: rompen con la dinámica de la lista de éxitos y arropan una temática centralizada. Iniciaron recordando a David Bowie y en la presente edición dieron paso a Queen. ¿Un paso de lado? Pero perfectamente planeado y con todo el sentido para sobrevivir en una creciente oferta de eventos masivos.

Otra punto a favor del festival recae en la oferta gastronómica, en dos ediciones tiene un reconocimiento en crecimiento. La experiencia crece hasta ser más compleja y completa para los asistentes, un festival temático que aspira a ser la versión nacional del famoso Napa Valley Festival.

FB Festival Roxy

Lo bueno.

Mantener la temática. Sin duda el alma del festival consiste en rodearlo de un tópico central, The Queen funcionó como centro de inspiración para todo el entorno del Roxy Fest.

Salir del Parque Transloma implicó buscar una sede adecuada para un evento de masivo. Cambiar el centro de Guadalajara por Zapopan implicó un esfuerzo adicional de movilidad pero en pro de un lugar con mucho más posibilidades para el crecimiento del festival.

De lo mejor Franz Ferdinand, La Unión, Erause y Peter Murphy. Un golpe nostálgico que ya es una moda en los festivales en México. Puntos extra al show de Murphy, sencillamente inigualable.

God Save The Queen!!! Un espectáculo con más de 20 años de trayectoria, reconocimiento oficial y un nivel interpretativo que valió soportar el intenso sol. A partir de aquí las variables del Roxy aumentan y los fanáticos bien pueden exigir a The Beatles, Michael Jackson, The Clash y muchos, muchos, muchos más…

Lo malo.

El único problema de la segunda edición de Roxy fue el sistema cashless. Aunque contó con información suficiente, fue un tanto complicado en el funcionamiento final y las instrucciones para la devolución posterior. El sistema es nuevo en México y va ganando adeptos poco a poco, tiene un futuro prometedor pero de momento falta ajustarlo.

LCD Soundsystem, ¿de verdad amerita cerrar festivales? Nadie les quita el nivel de fenómeno que tuvieron hace algunos años, sin embargo no tienen el mood como para ser un acto de cierre. No me malinterpreten, son un aagrupación de culto y con una buena legión de fanáticos, pero después de más de 10 horas bajo el sol y tras disfrutar a los headliners esperan un poco de electrónica festiva para derrochar tus últimas energías en un baile descontrolado. Algo que no sucede con el show de James Murphy.

Etiquetas

La Amenaza Elegante

Soy el que te sostiene tu chela mientras buscas señal. El compañero que te cuida en el slam y te acompaña a festivales. Me encanta el ska, pero también le entro a la cumbia. #Love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X