Sin categoría

Proyectos de mujeres en la escena independiente.

Latinoamérica girl power.

Las mujeres no son una moda en la música independiente latinoamericana. Desde que iniciamos el sitio (2008) vemos cada vez más proyectos encabezados por mujeres talentosas. Son ellas quiénes comienzan a ganar espacios y fuerza dentro de la industria musical en español.

Aunque podamos percibir una mayor presencia, la realidad nos indica que todavía hay mucho por hacer en términos de igualdad de oportunidades. Del mismo modo, existen paralelismos entre las problemáticas que enfrentan en tres países de la región, las dificultades y las oportunidades; así como la esperanza que otorgan los jóvenes para cambiar el entorno de las industrias creativas y culturales.

Vive Latino, nuestro parámetro local.

Para el mercado mexicano, el Vive Latino representa el festival históricamente más importante, tanto por relevancia como por impacto mediático. En la edición 2008 abrieron sus puertas a dos proyectos para mujeres solistas y cuatro espacios para agrupaciones con mujeres tomando o compartiendo la parte visiblemente predominante.

Diez años después, en la edición 2018 nos encontramos con siete proyectos encabezados por mujeres en el cartel del festival y cinco agrupaciones que dieron lugar privilegiado a las mujeres dentro del festival. Contrario a lo que podría suponerse, de los proyectos liderados por el sexo femenino, solo tres corresponden a la escena independiente de Latinoamérica.

Colombia, mucho trabajo por delante.

Colombia es uno de los países que más lazos culturales tiene con México. Ambos países comparten nueve acuerdos de cooperación internacional, entre ellos dos dedicados estrictamente a los ámbitos culturales.

Cynthia Montaño encabeza un proyecto de hip hop con toques de música regional, cumbia, salsa; una mezcla que la industria denomina como world music. El trabajo de la interprete rompe esquemas en un país con complejidades sociales similares a las mexicanas.

“Hay excelentes músicos en Colombia. En todos los géneros hay buenas propuestas musicales, pero por factores sociales y culturales la participación de la mujeres siempre se ve limitada en cualquier área artística” comenta la artista originaria de Cali, en la costa Atlántica.

“La industria cultural y la música como tal, es bastante hostil con las mujeres. No las apoya mucho, las tiene en cuenta solo para el día de la Madre y el día de la Mujer.” Comenta la también compositora. Aunque en Colombia existe normatividad para incluir a las mujeres en los festivales musicales, los organizadores todavía encuentran formas para mantenerlas alejadas de horarios y posiciones estelares.

“Hay que contratar las propuesta que hacen las mujeres y con condiciones dignas e igualdad en los salarios, no solo por que sean mujeres, sino porque son excelentes proyectos musicales” concluyó la Cynthia sobre el tema.

Entre el aula y el escenario, el camino de Yorka en Chile.

Yorka Pastenes, dedica parte de su vida laboral a la enseñanza como profesora. La tarea le da fortaleza para fortalecer el proyecto sonoro que lleva su nombre y comparte con su hermana y amigos. A pesar de ser el país latinoamericano más avanzando en la creación artística independiente, las oportunidades también tienen un camino complejo.

“La televisión solo habla de artistas extranjeros, reforzando la idea de que amamos lo extranjero más que lo chileno. La radio no suena y no toca anda que no le sea rentable. Existen 30 radios y solo 3 están pasando música chilena, los espacios son limitados para entrar” argumenta Yorka.

Desde 2015 existe una Ley que obliga a las emisoras a programa música chilena, al menos en un 20% de su programación. La realidad es dura, los clásicos del folclor andino llenan los espacios y, los artistas independientes quedan relegados a los horarios más complicados del día. “De mis 30 o 40 alumnos, solo 2 escuchan música chilena independiente y asisten a conciertos. Sin embargo seguimos trabajando en crecer nuestro proyecto, en apostar por hacer las cosas diferentes” añade la artista chilena.

Chile es uno de los mercados más importantes de la región, sobre todo por aspectos económicos. Las productoras internacionales de conciertos aterrizaron con festivales y conciertos de artistas internacionales. El festival más importante del país, Lollapalooza Chile mantiene una cuota de artistas latinos limitada, tanto en horarios como en espacios.

¿Y en México?

Ale Lara forma parte de Peach Creeks, proyecto de dream pop originario de San Luis Potosí, en el centro norte de México. Cuando medimos los estándares económicos de la ciudad, la encontramos con los indicadores más saludables. La inversión extrajera atrajo empleos y con ellos el desarrollo de las industrias creativas. Pero no deja de ser complicado llevar un proyecto donde las mujeres toman el escenario.

“Existe el sueño reprimido que viene de la presión social del deber ser, tener que estudiar y mantener algunos roles establecidos para las mujeres. Las ganas de ser parte de un grupo me llegó de ver que existían agrupaciones de chicas con una conexión por hacer las cosas bien, yo quería lo mismo para mi banda” comenta Ale.

La capital potosina vive una transformación constante gracias al crecimiento de la población joven. La aparición de talento local es solo un reflejo de una juventud pujante y que reconoce la necesidad de expresarse. En ello Peach Creeks aporta con la intensión de hacer las cosas bien: “La apertura de los jóvenes provoca que la gente que asiste a nuestros conciertos espere más de nosotros por nuestro trabajo, que por ver a una chavas tocando”, añade Alejandra.

Etiquetas

Redacción

Soy el becario sin nombre... ¿Un café?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X