FestivalesPal Norte

#PalNorte19: El festival más poderoso de México

La octava edición del festival rompió récords de asistencia.

El festival PalNorte, en su edición 2019, recibió a más de 250 mil visitantes en dos días de actividades. Para la fiesta de este año prepararon ocho escenario y más de 100 artistas, dejando claro que son el festival de más rápido crecimiento en el continente americano.

Durante los dos días de actividades la diversidad sonora dominó las instalaciones del Parque Fundidora, los asistentes disfrutaban de diversos géneros musicales sin reparo. Pasaban del rock indie hacia el rap, después de la electrónica y terminaban la fiesta con lo mejor de la música regional mexicana. Una frase repetida por los asistentes regularmente es que el festival es como una playlist random en la fiesta con amigos. Nada más cercano para entender el espíritu y ambiente generalizado por la fiesta norteña.

Lo bueno

Antes de iniciar, como cada año, las palmas se las lleva el público. Siempre los asistentes del festival guardan una vibra especial, única y esperanzadora. El orden, respeto y pasión que demuestran es envidiable. PalNorte continua como una fiesta agradable y segura para todos. Es trabajo de todos mantenerla de esa forma.

Englobar los aspectos positivos del festival nos llevaría bastantes líneas, por lo que nos vamos a enfocar en tres temas principales.

  • La experiencia

No cabe duda, a nivel activaciones, espacio, zonas de comida, amenidades y áreas de descanso el festival continua marcando tendencia en nuestro país. Durante la presente edición observamos un crecimiento en el área ocupada en el Parque Fundidora, el aumento resolvió en buena medida la movilidad dentro del festival y permitió tener más áreas de descanso y una mayor oferta de food trucks.

Las marcas que llevaron activaciones al festival tuvieron una oferta diversa en actividades laterales para los asistentes; desde los que repetían el mismo concepto por tercer año consecutivo hasta aquellos que buscaron ofrecer novedad y creatividad (sí hablamos de ti Sony) con un concierto en silencio directo a los audífonos.

Agradecemos como espectadores la nueva disposición de escenarios y espacios en mejora de la movilidad, sabemos que todavía hay mejoras por hacer, sin embargo existe un compromiso por parte de los organizadores para mejorar las áreas de oportunidad.

  • El lineup

Si el año pasado nos preguntábamos si era el mejor festival de la historia en nuestro país, demostraron que siempre pueden superarse. La incursión de Arctic Monkeys fue un acierto, fortaleciendo el core necesario para armar un festival poderoso. De ahí se inició para armar un rompecabezas que diera cabida a grandes figuras de todos los géneros musicales, tarea que cumplieron con la integración de Santana, Nicky Jam, Hombres G / Enanitos Verdes, Café Tacvba, The Hives, The 1975 y Alan Walker como apuestas seguras para el público masivo del festival.

Además de los mencionados hubo actuaciones para recordar y guardar en la memoria colectiva, Residente, , Bengala, Los Tres, Los Caligaris, The Hives y Jake Bugg quedaran marcadas como parte de los momentos más memorables del fin de semana regio. Una fiesta épica que demostró por octava ocasión que llegaron para quedarse como un referente en la organización de festivales en México.

  • Los escenarios

En menos de cinco años crecimos de tres escenarios a ocho. Suena exagerado e incluso llegas a preguntarte si son necesarias tantas opciones. Una vez dentro del festival encuentras el sentido a la disposición de alternativas para talento y asistentes.

Fuera de los tres escenarios principales, el Club Social creció tanto que ya concentrar a un público fiel que requiere mantuvo el lugar siempre con una buena cantidad de asistentes. La nueva Villa Maravilla, fue un experimento con cierto éxito, oculta e íntima, no dejo de sorprender por al buena curaduría de talento local que puso a bailar los afortunados que encontraban como llegar a sus instalaciones. El Pilos Bar ya es un clásico, nos sorprendió la barrera para entrar y el orden que trataron de imponer frente a la esperada actuación de El Poder del Norte; bien organizados lograron superar los obstáculos ante la oleada de asistentes.

Dejamos al final la mención de dos escenarios que cumplieron pero tienen grandes mejoras por delante. Aunque el escenario sorpresa aumenta en prestaciones y tamaño, la ubicación del mismo resultó un tanto problemática para los asistentes. El año siguiente será la oportunidad para reubicarlo y darle un merecido espacio único. El caso del escenario acústico también merece un comentario agridulce.

Por un lado no envidiaba nada de sus hermanos mayores en sonido y producción, la visibilidad y disposición dentro del recinto fueron sus pequeños fallos. Jake Bugg, Drake Bell y La Gusana Ciega reventaron la capacidad del lugar.

Lo malo

Enlistar los puntos negativos del festival se vuelve más complicado cada año. Los ajustes realizados en el área de movilidad resolvieron correctamente el traslado entre los escenarios principales y la participación de los medios de transporte colectivos de la ciudad solucionó de forma perfecta el desalojo del venue. A pesar de los avances señalamos las siguientes áreas de oportunidad.

  • Los accesos al recinto

El acceso principal de Madero presentó enormes filas, provocando cierta desesperación entre los asistentes. Mientras muchos se formaban bajo el sol, el acceso cercano al estacionamiento de Plaza Sésamo estaba casi vacío. De igual forma la entrada cercana al Cintermex fluía con facilidad. Las sorpresas

  • Las sorpresas

Como cada año contaron con cuatro actos sorpresa. Para la edición 2019 rompieron un poco el molde de invitar a los one hit wonder y abrieron el espacio más como un soporte obligatorio que como un espacio con identidad y discurso propio. El viernes Manuel Turizo y Christina Castro aparecieron en el escenario Sorpresa, el primero como soporte antes de la participación de Nicky Jam y el segundo más como un acto promocional de una futura presentación en Monterrey.

Para el día sábado, Los Tucanes de Tijuana fueron los primeros en aparecer en escena. Justo como comentarían en la conferencia de prensa posterior, aprovecharon el espacio más como un calentamiento previo al Coachella que como un verdadero reto. El cierre vino con Chichi Peralta, rescatando un poco de la esencia “un solo éxito” que le dio vida al espacio.

Lo inolvidable

El festival nos lleno de grandes momentos, algunos de ellos inolvidables para el registro histórico de PalNorte. A continuación mencionamos únicamente siete que pasarán a la memorabilia colectiva.

  • Arctic Monkeys

En efecto, si de algo hablaremos los próximos años será de la estupenda actuación de los primates del Ártico. Aunque el tiempo faltó para encadenar todos sus éxitos, no repararon en producción para traer un show tan largo como una presentación en solitario. A nivel producción y audio cumplieron. En cuanto al setlist, fueron 21 temas que repasaron varios momentos de la agrupación. ¿Faltaron temas? Evidentemente, pero en términos generales los fanáticos de la agrupación salieron contentos.

  • The Hives

Para algunos le robó el show al headliner del festival. A nosotros nos sorprendió que, a pesar de rivalizar, con un guitarrista legendario mantuvo un escenario repleto. La agrupación sueca llenó de energía, buen humor y una logró una conexión increíble con el público. Llevan años puliendo su presentación en vivo y demostrando que son una de las mejores agrupaciones en el globo. ¿Para cuándo dejaran de estar tan infravalorados?

  • Residente

Un show lleno de energía, con temas directos, un grupo increíble de músicos de soporte y algunos temas emblemáticos de Calle 13. Rene Pérez Joglar dejó claro que su personalidad y dominio del escenario supera el trabajo que tenía con su medio hermano. Él en si mismo rompe la presentación y logra consolidar un discurso directo con los presentes. La presentación fue brutal y energética.

  • The 1975

Una agrupación que continua marcando el ritmo del 2019. Serán parte de todos los grandes festivales del continente y se lo deben a su interesante acto en vivo. Sin mucha producción detrás, The 1975 logró momentos muy íntimos en PalNorte, desde preguntar qué tema debería seguir en el set, hasta saludar a los seguidores que soportaron en la primera fila.

  • !!! (Chk Chk Chk)

El horario no les favoreció, sin embargo fueron de los mejores actos que vimos bajo el sol del sábado. Nic Offer salió con ganas de bailar y contagiar de energía a los asistentes que llegaron exclusivamente a ver a la agrupación. El mejor momento: verlo dejar el escenario para bailar sin parar entre el público.

  • Carlos Santana

Una gran cantidad de asistentes decidieron dejar de lado otras opciones (como The Hives) para ver a un histórico de la guitarra en el escenario principal. Santana cumplió con el mismo espectáculo de su gira por Norteamérica, una mezcla de temas clásicos y algunas piezas nuevas. Dejo muy en claro la capacidad que tiene para mantenerse vigente sin importar el tipo de público que tiene presente.

  • Good Charlotte (en acústico)

¿Por qué decidimos ubicarlos aquí? Simple, demostraron que pueden adaptarse a un contexto completamente diferente. Sorprendió escuchar temas como The Anthem, I Just Wanna Live y Lifestyles of the Rich & Famous en acústico, de forma íntima. Logro desbloqueado para una de las agrupaciones más importante del happy punk de principios de siglo.

Las fotos

Comentarios
Etiquetas

Redacción

Soy el becario sin nombre... ¿Un café?
Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X