IndispensablesTop

Indispensables: Austin TV – EP

El primer EP de Austin TV marca un momento de renovación de la música independiente en México. Piedra angular del presente sonoro que disfrutamos, además de material indispensable para entender el crecimiento de la escena musical en la Ciudad de México; integrada en su actualidad por múltiples festivales y foros.  Un disco único.

A finales del 2003 la escena independiente nacional tenía una pinta incipiente, alejada de los reflectores actualmente existentes. No había festivales patrocinados por cervezas, ni disqueras apostando por nuevos talentos. ¡No existía El Plaza Condesa! La prehistoria sonora dirán los más jóvenes, y en muchas formas puede ser cierto.

La cuarta edición del festival Vive Latino tenía en sus líneas,  por tercera vez consecutiva, a Panteón Rococó y una serie de agrupaciones soportadas por subsellos de disqueras que poco aportaban para el desarrollo de nuevas propuestas en la escena nacional. Sí, fue la primera vez de Natalia Lafourcade en versión pop; la apuesta por Kinky, las memorables Ultrasónicas o los increíbles Fancy Free.

Mientras tanto alejados de los reflectores un grupo de amigos promocionaba su banda en el Tianguis del Chopo. Se acercaban a venderte un disco artesanal, te ponían audífonos para que lo escucharas y lo comprarás; repartían flyers para sus conciertos en el Multiforo Alicia y ponían una sonrisa por delante. Les encantaba lo que hacían y contagiaban de entusiasmo, un par de años después puse mi atención en su nombre: Austin TV.

El primer material de una de las agrupaciones independientes más importantes de nuestro país, guarda un espacio especial en mi audioteca personal. Representa el primer paso en una carrera que estuvo llena de esfuerzo y entrega; que recogió frutos y éxitos que hoy podrían parecer limitados pero que hace 15 años eran verdaderamente titánicos de obtener (como participar en el festival Coachella).

Pero aquel primer disco, un EP, tiene un sabor especial: un dejo de buenas intenciones y armonía de una banda de amigos que zarpaba hacia ningún lugar. Solo querían tocar y ser felices, compartir su alegría por la música y demostrar que había cosas más importantes que ser un rockstar.

Con esas primeras cinco canciones, nació una banda concepto. Una que ocultaba su rostro e invitaba a sus seguidores a pelear por sus sueños, a demostrar que todos podíamos estar arriba de un escenario. Quizá un poco influenciados por The Residents, absorbieron un concepto que integraba cine, teatro y música… Tal vez exagero. Pero era un verdadero sueño verlos en vivo.

El EP en cuestión inicia con “Vendrán lluvias suaves”, un tema con múltiples aristas, parte de una viaje ligero, tranquilo y nos envuelve en un zenit sonoro poco visto en México para el 2003. Dicho track acompañó a Austin TV durante toda su carrera y era uno de los más celebrados por los más fieles seguidores.

“Phillipe je ne sais pas” mantenía el ritmo de su predecesora. En un intento por integrar una secuencia narrativa en el material, pasamos de la nostalgia predecesora de la lluvia a un amanecer integrador. Narrativa que la agrupación experimentaria con mejore resultados en discos posteriores, pero que aquí quedaba marcada por primera vez en su carrera.

Para cuando llegamos al tercer tema, “Esa Soy Yo”, sin darnos cuentan la inmersión en el trabajo de Austin TV quedaba completa. Un tema que también introduce por vez primera pequeños intersticios sonoros del cine, que ayudaban en su momento a contextualizar a la audiencia que enfrentaba (en muchos casos por vez primera) una agrupación musical sin voces, sin frontman.

El cuarto track, “Satélite” en mi perspectiva es el más emblemático de la agrupación. Representó un primer acercamiento con la radio comercial estatal y un guiño hacia públicos más allá del Multiforo Alicia y el Tianguis del Chopo.  A firma personal le guardó un cariño especial a dicho tema. Fue la primera vez que me deje atrapar por la agrupación enmascarada, claro en compañía de uno de los amigos más cercanos que tuve en la preparatoria. Para muchos millenials hoy tiene un lugar en su soundtrack personal.

El cierre del material, “Les choses sont bizarres”, finaliza perfectamente la conceptualización del disco. Le otorga un final a una historia de infinitas interpretaciones; un viaje sensorial guiado  por un quinteto que guarda un espacio indispensable en la historia de la música independiente en México.

 

Indispensable es una sección semanal de TrendsNews MX. Durante todo el año compartiremos un disco, libro o audiovisual que guarde un espacio especial para el autor. Si quieres compartir tus gustos indispensables ponte en contacto con nosotros en gus.galvan@takeitout.com.mx

Etiquetas

Gus Galván

Estudiante de la Maestria en Periodismo Digital en la UdG. Egresado de FCPyS UNAM (te extraño "Perro Polakas") Chilango inverso y workaholic declarado.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X