EntrevistasMagazineMúsicaNo. 1

No me arrepiento por ser lo más original posible: Sage Skylight

Honestidad y energía de la escena tapatía.

Un acto en vivo honesto y lleno de energía.

Sage forma parte de un grupo social que lucha constantemente por el reconocimiento de derechos. Sin embargo nunca lo ha tomado como una bandera, camina con orgullo representando la diversidad de ideas y de identidades, manteniendo siempre un discurso honesto, único. Aquí radica la verdadera atracción del proyecto: no nos quiere vender nada, simplemente es una excelente frontgirl, acompañada de una poderosa banda en vivo. Honestidad y congruencia.

En ciertas zonas del país existe un sesgo conservador que le cuesta salir de la apuesta cultural cis-género. Algo que de a poco va cambiando y logrando una normalización social. Sin embargo ahí está, todavía entre los mexicanos como parte de una esencia heredada. A pesar de ello, Enry Acosta jamás se traiciona, ni deja de seguir avanzado como persona, artista e intérprete. 

“Tenía un temor muy grande al mudarme, porque vengo de un pueblo muy chiquito. En casa hay que mantener la puerta cerrada porque no hay apertura para decir lo que quieres hacer y quieres decir. Venir a Guadalajara abrió un poco la oportunidad de crecer, pero todavía tengo un poco de miedo. Por increíble que pueda parecer, la respuesta que recibo de madres y niños es impresionante. Saben que es un evento, entretenimiento. Lo mejor es que a veces siento que conectan con lo que hacemos y me ayuda a romper la barrera de que nos pudieran tener por cuestiones sociales”. 

A pesar de tener la atención de los medios locales y acumular fechas en diferentes estados de la república, todavía guardan un aura independiente y DIY (Do It Yourself) en la organización y preparación de cada concierto, pero no por ello dejan de lado el profesionalismo y entrega en cada presentación. Basta con verlos una vez en vivo para darse cuenta de lo preparado y complejo que resulta un concierto: globos, piñatas, afiches, tarjetas de descarga, cambios de vestuario y una constante invitación al público para sumarse a la catarsis colectiva. ¿Suena hermoso? En verdad lo es… ¡Y mucho!

“Nos cuesta tiempo y dinero mantener el proyecto de forma independiente. Me toca trabajar de día y noche para mantener una casa y mi proyecto. Para tocar o en las giras tengo que pedir permiso. Por ahora creo que el tiempo complica un poco las cosas, pero saber combinar el trabajo y el tiempo me permite tener dinero para invertir en secuencias, diseño y producción para cada evento. Me gusta planear todos los detalles de cada presentación, desde los cambios de vestuario, hasta la forma de invitar al público a ser parte del show”

Probablemente sí, soy perfeccionista. -Sage

Para prepara un concierto tan barroco, la organización interna sin duda es de vital importancia. La planeación previa suele ser cuidada al detalle. “Me gusta mucho preparar el vestuario, trato de adaptar todo para el venue donde nos presentaremos. Busco fotos del lugar para saber qué tipo de tacón usar, qué tipo de peluca, detalles que pueden parecer mínimos pero que pueden mejorar la experiencia del show. Me gusta estudiar el terreno y después realizar la guerra”, comenta con la seguridad que le da el dominio natural que tiene del escenario.

Página anterior 1 2 3 4Página siguiente
Etiquetas

Gus Galván

Estudiante de la Maestria en Periodismo Digital en la UdG. Egresado de FCPyS UNAM (te extraño "Perro Polakas") Chilango inverso y workaholic declarado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X