EntrevistasMagazineNo. 1

Caminando con el Hombre Orquesta: Andy Mountains

Viviendo el punk errante.

Episodio 4. Reflexión y renacer.

El jueves 31 de enero de 2013, a las 15:45 horas, una explosión en la Torre Ejecutiva Pemex sorprendió a los noticieros de la capital mexicana. El saldo fue de 25 muertos y 101 heridos. El padre de Andrés Acosta laboraba ese día en el edificio.

“El final de mi relación con María (y Las Izquierdas) se combinó con el evento de la Torre Pemex, mi padre sobrevivió de puro milagro. Enrique Peña Nieto fue a visitar a mi papá al hospital Interlomas, pero mi padre se negó a dejarlo entrar, no recibiría al presidente del PRI. Ese evento en especifico me ayudo a definir de qué se iba a tratar mi vida, como iban a ser mis canciones y sentí un hambre de mi. Una fuerza que todavía no salía.”

A partir de ahí comenzó un camino como solista. Abrazo el reto de hacerse responsable de su vida, música y experimentaciones artísticas. Una charla más en un departamento cercano al Metro Zapata reveló claramente sus ideales de vida: explotar la creatividad que guardaba en su interior.

Hay momentos que no hay rock and roll. -Andrés Acosta Montes

Preparó un disco íntimo, experimentó sonidos, abrió su alma y encontró un interior impresionantemente complejo. El álbum inicialmente llevaría su nombre “Andrés”, tendría 12 temas liberados mes a mes desde septiembre del 2015. A la par del material formó un taller para explotar la creatividad por medio de la creación sonora: Máquina de canciones. Entre tantas actividades, el trabajo final terminó por reparar su alma; no logró los 12 temas pero tuvo uno de los trabajos más honestos que he podido escuchar en los últimos 5 años,Andrés Vol. 1 (Folk de autoayuda)’.

“Hice el disco más importante para mi, un disco donde la reviví mi experiencia en la música independiente. Me tuve que atender a ir al underground y reconstruirme desde ahí. Me di cuenta que hacer canciones nos salva, es responsabilidad del artista salvarnos a nosotros. Hay un sistema que nos oprime, en su vulnerabilidad acaba cayendo de pie, siento impotencia, frustración e impotencia de que quisiera que existieran los espacios necesarios para el arte, pero parece que a pocos les interesa”. 

Después de una etapa de reflexión y renacimiento creativo Andy Mountains decidió emprender un nuevo reto. Concebirse solo, enfrentarse al público (y a él mismo) con una maleta y su música como armas. Un Quijote urbano que toma el folk experimental como bandera, y con orgullo afrenta la pelea con el molino. Nació el hombre orquesta, abrazó la experiencia acumulada en los años y preparó el viaje por nuevos caminos.

 “La maleta del hombre orquesta es tener el reto de ser el mejor interprete en cualquier condición, es el primer paso  para después hacer una banda. Aprender a hacer una banda para conocerme a mi mismo. Yo veo oportunidad en la creación y la afrenta solitaria. No podemos dejar que nuestros sentimientos negativos nos dicten la agenda, hay que ser arriesgados, si no las fiestas se vuelven aburridas.”

Comentarios
Página anterior 1 2 3 4 5Página siguiente
Etiquetas

Gus Galván

Chilango inverso, workaholic declarado y fan de la música. Estudié en la FCPyS de la UNAM y después una Maestría en Periodismo Digital por la UDG. Amo el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detected

Por favor apóyanos deshabilitando tu adblocker
X